Filosofía A Color: Rosa

pink collageEs Oficial: El rosa es el color del año 2016 según Pantone. Los que me conocen saben muy bien que la noticia me lleno de felicidad. En mi cabeza no paro de soñar con las ideas sartoriales que vendrán este año respecto a la moda. Entre el rosa y yo existe un romance de años y secretamente llevo esperando que a ese tono blanco, manchado con una gota de rojo, le den el titulo que merece. Que quede claro que hablo de ese tono de pastelería, de algodón de azúcar, ese color polvoroso, tierno y femenino. El rosa clásico. No hablo del fucsia que es otro color completamente diferente, y mucho mas sexual.

Sinónimo de amor, belleza, coquetería, dulzura e infancia, el rosa ha conquistado el corazón de las mujeres pero a la fuerza. Ha sido transformado en un color con genero, sin embargo, el rosa nunca fue un color femenino. Originalmente era considerado mas apropiado para niños, mientras que el azul mas apropiado para el sexo femenino: “La regla generalmente es que el rosa es aceptado para los niños, y el azul para las niñas, ya que el rosa es un color mas fuerte y acertado, por lo tanto mas apropiado para los niños. El azul es mas delicado y soñador por eso es mas bonito para las niñas”.

Nos guste o no, hoy en día el rosa es nuestro y me parece justo. Que mujer no es “fuerte y acertada”? Durante los 60’s, con la revolución sexual y la tercera ola de feministas nació un rechazo a la generalización de los colores. Y hasta el día de hoy muchas feministas prefieren vestir a sus hijas o hijos en colores neutros. Pero, es ese feminismo sano? Por que el rechazo a un color que hoy en día simboliza la feminidad? No es igual que rechazar el sexo femenino? Yo propongo: Amar el rosa, embellecer nuestra feminidad, y a través de ese color celebrar ser mujeres.

Cuando nació Naomi, mi hija, muchas personas que saben que soy una feminista implacable me cuestionaban sobre la decoración y decisiones de color frente el vestir y los juguetes de mi bebé. Como si vestirla de rosa cambiaría totalmente sus opiniones en el futuro (que espero sean tan feministas como las de su mamá). Y aunque soy fiel creyente de que el diseño, los colores y los objetos que nos rodean tienen un fuerte impacto sobre nuestro futuro ser, no me parece negativo en lo absoluto que mi hija celebre su sexo femenino con orgullo, pues aunque todavía no ganamos igual que los hombres, y aunque nos encontremos presionadas a tener un físico inalcanzable y cuestionadas frente a nuestras decisiones personales y laborales más que los del sexo masculino, ser mujer es una gran bendición. Vestir de rosa, en esta época moderna y colmada de cinismo es una gran celebración al poder de lo femenino y lo romántico.

Los cerezos Japoneses, el algodón de azúcar, la interpretación de Marie Antoinette de Sofia Copolla, el helado de fresa derretido después de una tarde de verano y los atardeceres de Miami. El rosa seguirá enamorando toda la vida a esta feminista empedernida.

Posted by

Carolina Benoit is a stylist and owner of Miami based store, Please Don't Tell. She is the mother of 2 girls, Naomi and Frida. Her style is always feminine, romantic, classic and down to earth.

Y tú, qué opinas?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s