Fostering Creativity On My Kids

Carolina_PDT_Feb-63

Carolina_PDT_Feb-64

Carolina_PDT_Feb-66

 

Carolina Benoit Miami fashion mommy blogger entrepreneur

Carolina_PDT_Feb-70

When my girls were born, it mesmerized me how clean we come into the world and how every single day shapes us. From the moment we are born conditioning starts to happen and it can either damage or flourish our creativity. As a creative person, and someone who appreciates art, I’ve focused a lot of my energy in awakening a very important aspect of creativity: curiosity.

The girls were naturally curious, and I quickly realized how adults around me, and even friends were kick to stop the girls’ curiosity in an effort to protect them from dangers. unknowingly they were stopping a very natural and fun process that we can only have when we are kids. These are the ways I foster creativity on my kids, my methods are non conventional for a millennial but I feel like although sometimes I’m strongly criticized, my instinct tells me I’m right:

  1. I allow a mess: I allow my kids to paint on the walls, I allow them to paint themselves, I allow them to paint their dolls, I allow them to play with food and to use my makeup. Funny thing is, they paint the wall once or twice, then they are not interested and go for the papers. I’m not saying I allow them to destroy everything, but I do let them freely explore with art.
  2. I encourage outdoor activities daily: I usually have to take a very active role when we are outside, which after work can be a little tiring, but my girls love it. We do butterfly hunts where we have to count how many butterflies we see, or we collect leaves, we spy on snails. It might seem silly, but by doing so they are learning to be mindful and by default, I am too!
  3. I encourage them to dress themselves and choose their clothes: Naomi usually chooses her own outfits. Sure sometimes they are horrible, but she expresses herself through fashion. She probably likes something that you are not seeing because of your own conditioning. flowery pants with striped glittery shoes and a rainbow of colors? bring them on.
  4. As babies I allowed a lot of freedom: My older relatives were against me with most of my parenting choices, but the hardest for them was to let my kids roam freely. I’m not going to lie, it was scary. For example I allowed my babies to open and close drawers, knowing that it will come a day they will scream in pain at a hurt finger. But results were magical, if they made a mistake, they quickly learned and never tried again. I was always silently watching, keeping them safe, but allowing them to explore freely.
  5. I involve my kids in my favorite activities: I love to paint, knit, work… and I have always involved my kids in everything I do. Sometimes they show interest sometimes they don’t. Showing them my work-space, what I do, makes them try to emulate, almost as if they were inspired by what I showed them. To this day, Naomi puts her clothes on the floor and creates little outfits, just like I do for my store’s instagram page. That’s really cute.
  6. I don’t force them into activities: Naomi was doing amazingly in ballet, the teacher kept telling me she was a natural. I personally had a childhood frustration, I loved ballet, but could never practice. However, Naomi was miserable before and after class, she hated how strict it was. I quickly realized it was not for her. Same with Frida, I love to walk barefoot on the grass, but when I did that with Frida she quickly jumped on me and started crying, our kids deserve to be heard when they say No.
  7. I’m not big on rules: Sure there are rules at home, but we are pretty relaxed and go with the flow. sometimes it gets hectic, but to a child it also feels liberating to not hear no all the time. There are very important rules, that we never break, but our days consist of measured happy freedom.

I hope you could relate to some of these! and if you have more tips comment below! Would love to hear more!

Wearing Miu Miu flats, French Allure Set (Sold out at pdt)

 

 

Glam Up Your Work Outfits

Carolina benoit fashion miami style stylist

So many people come into my store and ask me: “but how can I wear this?” Pointing to the super silky or metallic pieces that seem to be exclusively worn at cocktail parties, but I got a way to wearing fancy pieces to the simplest get togethers. Call me extra, but I´ve found that I enjoy the most when hidden behind a huge tulle bomb.

Anyways, new year new you! Head to the office on Monday wearing some metallics, mix them with denim or leather and a tee to tone them down. Add some chunky jewelry and a silky scarf with a touch of your favorite perfume and promise to yourself to bring your glam and glitz back!

Leather jacket here, pleated skirt here, olive turtle neck here, shoes (sold out, similar here,) bracelets + scarf vintage.

Photos by Felipe Benoit

Fashion stylist and girl boss entrepreneur Carolina benoit from please don't tell
Processed with VSCO with 6 preset

Processed with VSCO with 6 preset

Le Specs Gucci fashion style modest
Processed with VSCO with 6 preset

Processed with VSCO with 6 preset

Processed with VSCO with 6 preset

Processed with VSCO with 6 preset

Obsesión: Sirenas

Carolina Benoit - Sirenas mermaid fashion ark & co

Explotó una tendencia en la calle: nos proclamamos sirenas. Cabellos de colores pasteles, como todas soñamos cuando pequeñas, conchas en el pecho, zapatos de texturas de escamas, y camisetas gráficas que anuncian que somos sirenas, se han apoderado de la moda. ¿Qué significado social tiene aquella tendencia tan femenina y romántica?  y, ¿por qué los milenios que estamos llegando a los treintas somos los mas fanáticos de aquella?

La imagen de la sirena moderna, esa que es mitad mujer, mitad pez, tiene orígenes occidentales y muy católicos. Solían temer los marineros a aquellas criaturas que tenían como intención hacer que ellos perdieran el rumbo; las sirenas lograban esto con cantos hipnóticos y con su apariencia virginal. Eran consideradas vanidosas, malas, además de promiscuas y prostitutas. Gracias a La Sirenita de Disney, nosotras las milenios tenemos en mente una sirena mucho más dulce. La Sirenita nos dejó una herencia de amor sin límites y de feminidad; ¿quién de ustedes no se bañaba en una piscina de finca soñando con tener una cola escamosa de sirena, y el pelo de colores únicos como La Sirenita y sus hermanas?

Me causa emoción ver como la tendencia explotó en las pasarelas de la calle de una manera tan moderna. Interpretaciones muy urbanas como la de Wildfox con su colección de ‘fairy tales’ me hicieron soñar, querer llenarme la cara de escarcha y pintarme el cabello de rosado para finalmente completar el sueño frustrado que, por pasar mis días en colegio católico, no pude completar en mi niñez. Me encanta esta tendencia, y aunque no tengo planes de cambiar mi voz por aletas, sí la he logrado adaptar a mi estilo personal: perlas y conchas en el pelo, colores pasteles, accesorios tornasol de escamas, y para completar el look, libertad de ideas y valentía al actuar.

Como milenios existe un dilema al amor desenfrenado por las princesas, deberíamos preguntarnos ¿por qué mujeres tan modernas seguimos obsesionadas con que nos rescate un príncipe? Aunque quisiera odiar aquellas historias machistas que me lavaron el cerebro desde muy pequeña, debo admitir que dentro de mí existe una voz que a veces me grita que renuncie a mi trabajo y me dedique a la jardinería y a hornear todo el día, mientras me repiten los espejos que soy la mas bonita (sin alarmar a mis familiares de una posible esquizofrenia) y mis hadas madrinas me visten de gala día a día. Estoy bromeando…pero sí pienso que aquellas historias que nos hacían soñar también tenían mensajes de compasión y de amor verdadero, y aunque fueran un poco machistas, siempre fueron escritas en torno a una mujer, y su superación personal con los métodos del momento (así el único método fuera casarse con un príncipe).

La moda, compañera y cómplice de estas historias magníficas, era esencial para hacerlas especiales. Y hoy en día el vestirnos dentro de una estructura moderna, pero agregando toques de cuentos de hadas, dice mucho acerca de nuestro estado de ánimo que es un toque romántico, y de nuestra edad, pues nos acercamos a los treinta cargadas de nostalgia por lo infantil. Como milenios podemos parecer un poco inmaduros, pero esa nostalgia nos está abriendo un camino creativo dentro del mundo de la moda: la tendencia donde ya no existen las reglas.

Comprueba esta tendencia cómo a nosotras las mujeres modernas nos tiene sin cuidado la religión y sus símbolos negativos sobre la mujer, cómo no tenemos miedo a seguir siendo niñas, a seguir soñando con símbolos de nuestra infancia, y cómo llenas de creatividad recreamos historias con interpretaciones dignas de una película de Sofía Copolla. Ser sirenas, aunque suene infantil, tiene mensajes importantes sobre lo que somos como generación. Así que las espero en la playa con el pelo color rosa, las conchas en el pelo y la cola de sirena, para seguir soñando el mundo como queremos que sea, más sutil, más romántico, y más como una cuento de hadas.

carolina benoit aqua dress ark & co bloguera de moda theoriacarolina benoit vestido aguamarina

teoria de moda bloguera de moda ruffles fashion colombianadiseñadora de moda colombiana carolina benoitMarch_Look2-18March_Look2-12March_Look2-11March_Look2-8March_Look2-10March_Look2-9March_Look2-4March_Look2-7March_Look2-6Dress Please Don’t Tell, Shoes DSW. Photos by Simply Lively, location: Los Fuegos at Faena Hotel.

Ser Latina Y Portar Boyfriend Jeans

kate spade taxi shoesVoy a ser sincera: al llegarme estas fotos me sentí un poco decepcionada con mi cuerpo, por eso son las últimas de esta serie que he ido publicando.  He pensado mucho si publicarlas o no, porque aunque en el momento de tomarlas me sentía muy de acuerdo con mi cuerpo, al verlas pensé que realmente mis nalgas van a ser siempre un obstáculo a mi vestir. Después de pensar casi un mes sobre esto, decidí que no hay razón por la cual dejarlas escondidas en un cajón. Mi cuerpo, junto con mi carácter, sus fallas y sus triunfos, son parte de la historia que me hace única. Jamás tendré esas piernas largas de cigüeña esbelta, y aunque luche contra eso, realmente es en vano, pues mi estructura ósea no debe ni será jamas transformada en algo más. Pero sí tengo un buen “nalgatorio” que aunque llena un par de boyfriend jeans como si fueran pitillos, me hace muy mujer. La moda siempre había estado llena de reglas y de prohibiciones. Personalmente, jamas me atreví a portar un par de jeans estilo boyfriend, era algo que como latina, llena de carne en las piernas y el derrière, era simplemente imposible. Pero poco a poco al acercarme a mis treintas me he dado cuenta de que aquellas prohibiciones son ridículas, y diseñadas para crear inseguridades en nuestros cuerpos, que no caben en un mismo molde.

Entonces, siendo sincera ¿cómo podemos como latinas portar un par de boyfriend jeans sin sentirnos incómodas? Empiezo por decir que si eres como yo y tienes un buen culo, caderas y piernas, la horma es un poco incómoda. Siempre vas a tener un espacio raro entre tus nalgas y la cintura que se siente como un bolsillo gigante. No hay un par de jeans que no tengas que llevar a donde tu costurera para que sea alterado a la forma perfecta que tiene tu cuerpo. Que este sea un apunte de estilo: en nuestra era de moda confeccionada en cantidades bajo un molde que debe hormar a todas las mujeres igual, no habrá una pieza que no debas alterar para que sea ajustada a tu figura, que es única.

Después de alterarlos, el segundo apunte es vestirlos. Yo me fui por un atuendo moderno con un toque surreal: un par de zapatos de “taxi” de Kate Spade únicos, divertidos, y muy femeninos que recuerdan a Schiaparelli y sus creaciones mágicas. Por último, para lucir un par de jeans que van a acentuar la carne de tus piernas, debes crear mucho balance en la parte superior. Por eso, aunque llevo puesto un cuello tortuga ajustado, también tengo puesta una capa con volumen en los hombros, que me da el balance perfecto entre mis piernas y el torso. El balance es una de esas cosas que las mujeres que saben vestir tienen muy presente en su subconsciente.

Después de mucho pensar sobre estas fotos, las publico con mi mente transformada. Cuando inicialmente me sentí no merecedora de este atuendo, ahora me siento apoderada de mi cuerpo. Eso es lo extraño de la belleza, esta en nuestra mente cambiar lo que vemos antiestético por cosas que encontramos hermosas. La belleza está en el ojo del que observa, pero también en su mente. Espero que a través de este ensayo no solo inspire a encontrar belleza en lo único más que en lo uniforme. No ser alguien diferente a quien somos, pero si la mejor versión que podamos ser de nosotros mismos: mi cuerpo es sinónimo de madre, de latina, de mujer que le gusta comer. Y hoy, después de publicar estas fotos, ese cuerpo es sinónimo de mujer segura de sí misma que acepta su ser tal y como es, que sin miedo se viste para ella y nadie mas. Ahora, ¿de qué es sinónimo tu cuerpo?

Carolina Benoit Fashion Theorycarolina benoit wearing De Irisarri  The Laundry Room Jeans Miami Urban Fashion Carolina Benoit  Carolina Benoit Kate Spade Carolina Benoit Fashion Miami Blogger Latina Blogger Carolina Benoit Caro_Look4-10 Caro_Look4-11 Latina BOYFRIEND JEANS Caro_Look4-13   Caro_Look4-16 Caro_Look4-17 KATE SPADE TAXI SHOES  Caro_Look4-20Jeans de The Laundry Room, Saco de Ralph Lauren, Capa de De Irisarri, Zapatos de Kate Spade. Fotos por Simply Lively

Fervor Tropical

Carolina Shoval Critica De Moda

Si quieres predecir la moda tienes que ver el mundo con mucha curiosidad. Esos detalles que parecen tan obvios ante nuestros ojos son los que transforman la moda temporada tras temporada. Este año Estados Unidos levanto muchas de sus restricciones frente a el embargo en Cuba, y como por arte de magia las pasarelas se llenaron de señoritas Caribeñas, hojas de palma, flores alborotadas y colores cítricos llenos de vida.

Al principio me emocione, pues es un reconocimiento a mi patria y a mis raíces y hasta pensé que se iban a levantar en las pasarelas mosaicos, buganvilas y muchos abanicos, pero poco a poco me fui dando cuenta que el fervor por lo tropical no fue captado en las pasarelas extranjeras con la gracia que tiene el Caribe. Sentí que tanto estampado tergiversado era una burla a la belleza de el trópico y que las pasarelas parecían llenas de turistas con camisa floreada y tenis New Balance (Sera coincidencia que están de moda los últimos?). La única que logro transportarme y hacerme querer convertir en musa del Caribe fue la Colombiana Johanna Ortiz; Ella entiende muy bien su tierra y por eso su colección fue impecable. Claramente inspirada en Cartagena, romántica y llena de color sin parecer carnavalera. La sensualidad en los hombros descubiertos, o el “off the shoulder” y muchos boleros con sorprendentes colores que se asoman por debajo de la falda. Cada prenda terminada con drapeados naturales, una coleccion diseñada para esas mujeres impecables que portan ropa sin esfuerzo alguno.

Cierro los ojos y me transporto al Caribe. Sus palmas sonsas con un verde profundo, su brisa que se mete por la nariz y te hace sentir en la garganta toda la sal del mar, el sentimiento de tener los  ojos siempre nublados, tal vez por la pereza o el calor. Si el Caribe fuese una mujer seria bronceada, exuberante, con los labios en un fucsia citrico, perfumada y con joyas antiguas pero hermosas. Caminaría al son de la brisa del mar y estaría vestida toda de Johanna Ortiz.